¿Cómo limpiar una piscina? ¡Aprende a limpiarla aquí!

Tener una piscina en casa es una maravilla, especialmente en los días de verano cuando el calor nos hace sufrir. Sin embargo, también es cierto que estas requieren un sinfín de cuidados y mantenimiento para conservarlas en el mejor estado y poder aprovecharla al máximo.

Por esa razón, es preciso que continúes la lectura y aprendas a limpiar la bella piscina de tu hogar. ¡Empecemos!

Implementos necesarios para limpiar tu piscina

Es posible que, si cuentas con una alberca propia y desees ahorrarte un dinerito al realizar la limpieza por ti mismo, pues te contamos que esto sí es posible.

Para ello, es necesario poseer los implementos adecuados para el correcto mantenimiento. Por lo que tal vez tenga que invertir un poco en estos. Por consecuencia, las principales herramientas con las que debes hacerte, serían:

  • Una red para hojas es un instrumento indispensable que permite retirar fácilmente objetos indeseados de la superficie de la pileta, y también algunos no tan superficiales.
  • Un tubo telescópico, este servirá para conectarlo con otras herramientas que necesiten mayor alcance, ya que gracias a este logran “alargarse”.
  • Cepillo especial, estos vienen hechos específicamente para las piscinas y, se usan para limpiar tanto las escaleras como las paredes y los escalones de las mismas.

También podrías adquirir una aspiradora para piscina que, aunque son más costosas, facilitan mucho la limpieza del fondo de la estructura. De todas formas, no es indispensable.

Cabe añadir, que todos los implementos y herramientas también deben recibir un lavado periódico para que no sean estos los que contaminen ni propaguen la suciedad en el agua.

Procedimiento para limpiar una piscina

limpiar piscina

Si cuentas con los aparejos antes mencionados, ahora solo debes ponerte manos a la obra. Primero hay que recoger y sacar del agua los residuos (generalmente son hojas sueltas e insectos). Para esto, emplearemos la red para hojas junto al tubo telescópico (para un mayor alcance), asegúrate de atrapar la mayor cantidad de restos superficiales que te permita la red.

De esta manera, dicha malla debería utilizarse a diario, ya que dejar este tipo de basura en el agua colabora a que la suciedad se propague más rápido y el agua se ponga babosa. Luego, el siguiente paso, sería lavar o asear las paredes, escalones y escaleras de la pileta, así como cualquier otra superficie de este tipo (como banquitos o mesas personalizadas).

Para ello, lo ideal es valerse del cepillo especial que, al igual que la red, se conecta al tubo alargador. Así, la escobilla debe pasarse por las zonas indicadas, aplicando un poco de fuerza para eliminar la mugre que se acumula fácilmente.

Dicha tarea será más sencilla en las áreas donde el agua se encuentra de forma permanente, en las partes secas se necesitará más fuerza y dedicación. Repite el proceso cada semana.

Con la aspiradora también podrás limpiar tu piscina

Si decidiste adquirir una aspiradora, presta atención al modelo a escoger, analiza y ten en cuenta todos los factores influyentes (presupuesto, tipo de piscina, características…)Existen diversos tipos de estos aparatos, pero todos deben incluir un manual de uso e instalación. Siempre lee detenidamente dicho material, así se te hará más sencillo usarlo.

Ahora bien, luego de armado el limpiafondos, solo debes pasarlo como lo harías con un aspirador fuera del agua, por todo el piso y prestando atención. El concepto es el mismo. Si el equipo que posees es automático, únicamente tendrás que instalarlo y él hará todo el trabajo por sí solo. Repetir el ciclo de aspirado cada semana es muy recomendable.

Como un dato extra, ten siempre cuidado antes de encender la bomba, ya que la manguera debe encontrarse totalmente sin aire, para evitar dañar la primera.

 

piscina

Productos químicos para limpiar una piscina

Como ya hemos mencionado, además de la limpieza es necesario añadir regularmente ciertos componentes químicos que mantienen la salud del agua y la pileta por igual. Varios de estos ayudan a evitar la propagación de ciertas bacterias en el agua, pero hay factores que pueden modificar el efecto de los productos, generando un ambiente inseguro.

El clima y el uso representan los principales agentes alteradores, mas esto no tiene que ser un problema mayor si se cuenta con un medidor de PH. Dicho PH debe mantenerse entre 7,2 y 7,6 y, de acuerdo a los resultados es que se le irán agregando los distintos productos para conseguir subir o bajar el número según el caso.

Además, las pastillas de cloro desinfectante, te serán de mucha utilidad para conservar el agua limpia, no son difíciles de conseguir y las instrucciones de uso también son sencillas.

Su efectividad radica en que se disuelven y liberan el cloro de forma lenta, eliminando las bacterias que pudieran estar en el cuerpo líquido. Siempre es recomendable, que los implementos de limpieza obtengan de vez en cuando un tratamiento con dichas tabletas, para que los gérmenes tampoco puedan vivir en ellos.

Por último, si consideras que tu pileta está con demasiada suciedad, podrías considerar implementar un tratamiento de choque en la misma. Este es de igual forma llamado supercloración y se encarga de eliminar bacterias que son liberadas a partir del sudor, la orina, el cabello, así como otros materiales orgánicos.

Pero cuidado, no se debe usar muy seguido. Aunque con él ya no tendrás que preocuparte porque el agua y toda la estructura se contamine con dichos agentes.

Deja un comentario