Ideas para restaurar muebles antiguos

Si estás harto de ver cómo uno de los muebles de tu casa parece a punto de venirse abajo, tal vez te interese aprender cómo restaurar muebles antiguos.

En casi todos los hogares hay una cómoda o armario que alguien heredó de su bisabuela, y no estaría de más darle un retoque.

Ya sea pintando o con otros métodos que te mostraremos, hay varias maneras en las que puedes revivir estas preciosas reliquias. ¡Incluso te mostraremos un método para envejecerlas y crear esa sensación de antigüedad!

Así que si estabas pensando en tirar alguno de esos muebles, ¡no lo hagas! Solo sigue estos consejos y tendrás una verdadera obra de arte para exhibir.

¿Cómo restaurar muebles antiguos?

Antes de mencionar como darles un mejor aspecto, veamos cómo puedes renovar muebles antiguos en general.

Lo primero que deberás hacer será limpiarlo muy con un trapo húmedo, luego quita el barniz aplicando decapante y quitándole usando una espátula. Al final, líjalo.

Luego, identifica los sitios con carcoma, usualmente agujeros, y rellenalos con producto anticarcoma. Cúbrelo con plástico y cambia el mismo cada 48 horas.

Ideas para restaurar muebles antiguos 2

Para eliminar pequeñas hendiduras, pega con cinta un trapo mojado en agua a la superficie y déjalo reposar.

Si la hendidura es más grande, rellenalas con masilla o cera natural, lija y repite el proceso hasta que el daño desaparezca.

Si una puerta está suelta, instala una bisagra más grande usando un formón para que se ajuste más grande. Si algún cajón no se desliza, lava con jabón los rieles o los laterales.

Cualquier herraje de bronce podrás limpiarlo con jabón, el resto, cepillalos con vinagre o cola. Para las cerraduras, usa aceite y un cepillo de cerdas suaves.

Si sigues todos estos pasos, habrás aprendido a restaurar muebles antiguos, pero claro, la diversión no termina allí.

Luego de restaurar muebles antiguos, ¿cómo lo decoro?

¡Ahora empieza lo divertido! Ya con tu mueble reparado, tendrás que decorarlo y arreglarlo para que el proceso de restauración se complete. Aquí te dejamos unas ideas.

Decapado

No siempre necesitas restaurar muebles antiguos; a veces, esa sensación de antigüedad es justo lo que tu hogar necesita.

Esta técnica consiste simplemente en “envejecer” un mueble. Para hacerlo, pinta el mueble y luego pásale una lija hasta rayar un poco la pintura.

Aunque es complicado de dominar, el resultado puede llegar a sorprenderte. Podrás hacer que un mueble, aunque no sea tan viejo, parezca tener años de antigüedad

Por supuesto, recuerda haber quitado todo el barniz y la pintura vieja antes de pintarla de nuevo.

Restaurar muebles antiguos con Chalk Paint

También conocida como pintura de tiza, este remedio te permitirá darle a los muebles un acabado aterciopelado. Y lo mejor de todo es que es súper fácil de aplicar, ¡ni siquiera necesitas quitar el barniz! Tan solo aplica el material y déjalo secar.

Usa washi tape

Con esta útil cinta podrás crear patrones, figuras o cualquier cosa que se te ocurra. Solamente necesitas elegir el color y el patrón y comenzar a decorar.

Puedes buscar diseños en internet, o puedes dibujarlos antes de comenzar a decorar el mueble. Prueba distintos colores, combinaciones y patrones para darle más gracia al mueble.

Papel pintado

Por supuesto, en lugar de pintar, también puede simplemente colocar papel pintado encima del mueble.

Esto te da infinidad de posibilidades entre las que elegir, y el resultado casi siempre será excelente. Recuerda cubrir también el interior de los cajones y de los armarios.

muebles reparados 3

Puedes utilizar el mismo papel en todo el mueble, claro, pero también puedes tratar de combinar distintos papeles pintados para darle un mejor acabado.

Prueba a pintar con stencils

Si se te da bien usar el pincel, puedes pintar tus propios patrones sobre los muebles para decorarlos… ¡Y si no, puedes usar un stencil! Simplemente aplica el papel, con su patrón ya hecho de fábrica, y pinta por encima para crear esos mismos patrones sobre el mueble. Puedes comprarlas en tiendas, crear las tuyas propias o pedirle a alguien que las haga por ti.