¡Haz que tu casa huela bien! Realiza estos increíbles ambientadores caseros

Usar ambientadores caseros siempre resulta una excelente alternativa para combatir los malos olores recurrentes en el hogar y que además representan un alivio en el bolsillo. Fabricar uno no resulta algo del otro mundo, de hecho, puede ser usando materiales o ingredientes de las compras habituales de la casa. Aquí te indicamos cuáles y cómo hacerlos.

Ambientadores caseros con aceites aromáticos

¡Haz que tu casa huela bien! Realiza estos increíbles ambientadores caseros 2

Esta técnica muy práctica se consigue combinando agua en un bol pequeño o mediano en el cual se debe agregar unas cuantas gotas de aceite aromático de la esencia que prefiera. Asimismo, puede agregarse algunas hojas de romero, menta o incluso clavos de olor, que aumenten la potencia del aromatizante y pueda alcanzar otros lugares de la casa.

Aunque lo usual es colocarlo en la habitación o espacio en donde el mal olor sea recurrente, como la cocina o los baños. También puede ponerse en las ventanas, y así dejar que la brisa que entra disperse el aroma.

Fabricar tus propias esencias a fuego lento

Una manera de crear ambientadores caseros es haciendo nuestras propias esencias agregando una serie de ingredientes en una olla de cocción lenta y ponerlos a hervir. De esta forma se ambientará el lugar en el que se encuentran con el olor que se desprende. Pero, además, luego de un rato puede tomarse el té que se forma en la olla y envasarlo.

Al mismo se le debe agregar un poco de vinagre para que dure un poco más y puede colocarse en un bol bajo una vela o brasero en donde se evapore muy lentamente el líquido. Otra manera es meterlo en un frasco y agregar hojas aromáticas y clavos de olor, al igual que un poco de vinagre y cubrir la parte superior del frasco con tela y un lazo para que se vea decorativo.

De este modo el olor escapará libremente por la superficie y cubrirá el lugar en donde se encuentra. Es recomendable que se refrigeren entre usos por 2 o 3 días. También hay que recordar que no van a tener un olor agradable siempre, por lo que el proceso va a tener que repetirse para seguir obteniendo el líquido ambientador. Asimismo, hay muchas recetas que puedes usar en ellos.

  1. Conchas de naranja con media cucharada de canela, especias (media cucharada de canela, y la misma cantidad de canela de Jamaica), así como clavos de olor.
  2. Conchas de limón que contengan un poco de pulpa. Agregando tres ramas de romero y colocando una cucharada de extracto de vainilla a la mezcla.
  3. Una naranja o cáscaras de naranja con un poco de pulpa, un tercio de jengibre cortado en rodajas o en polvo y una cucharada de esencia de almendra.

Café como ambientador para reducir olores fuertes

En muchos hogares son regulares los olores fuertes. Por ejemplo, hay ciertas personas que tienen el hábito de fumar, tanto tabaco como cigarrillos, que dejan un aroma peculiar. Este mismo puede ser eliminado de manera definitiva con ambientadores caseros creados a partir de granos de café, una vela y un envase mediano o bol de vidrio. Así pues, se rellena hasta mitad el recipiente de granos de café, se coloca en el medio la vela encendida, y se podrá evidenciar cómo desaparecen los olores minutos después.

Ambientadores naturales

¡Haz que tu casa huela bien! Realiza estos increíbles ambientadores caseros 1

No pueden faltar este tipo de ambientadores que abundan en nuestro jardín. Estos son las mismas plantas, las cuales suelen tener olores agradables que inundan la casa de frescura. Entre las más recomendadas están las mentas (hierbabuena), romero y albahaca, así como los jazmines, lavanda y orquídeas, que posicionadas en los lugares correctos pueden disipar cualquier tipo de olor.