¿Cómo reformar un baño sin obras?

Reformar un baño representa una de las inquietudes que suelen molestarnos cuando tenemos nuestro propio hogar. Aunque creemos que es posible de lograr, la realidad es que todo con amor se puede arreglar.

Esto último se debe a que en el pasado, para poder actualizar o hacer mejoras en dicha habitación era necesario desmontarla casi por completo. Lo que conlleva tiempo y dinero. Pero gracias a los avances y constante actualización de los productos en el mercado, eso ya no será un impedimento para lograr reformar un baño en casa.

Ahora bien, otra traba muy común en estos casos, es que no es extraño que se viva en un departamento de alquiler, por lo que podríamos cuestionarnos si invertir en esto o no. Pues algo a tomar en cuenta es que, si el tiempo que habitaremos en dicho piso es prolongado, se debe hacer de los espacios lo más a gusto posible. Y esto incluye el cuarto de baño, porque tanto la necesidad de espacio, la distribución y funcionalidad de los muebles, así como la decoración juegan un papel importantísimo.

En este sentido, esta habitación merece tanto nuestra atención como cualquier otra (como la cocina), por lo que veremos como realizar estas reformas y sin grandes obras.

Consideraciones para reformar un baño sin obras

reformar un baño 1

Antes de empezar con la acción, es necesario realizar un pequeño análisis de las carencias y virtudes que presenta nuestro cuarto sanitario. Esto permitirá trazar el plan mediante el cual se procederá, también, será más sencillo y económico a la hora de adquirir los materiales precisos.

Asimismo, establecer todo lo que queremos lograr en dicha habitación, con la decoración, con el espacio de almacenamiento, color de los azulejos, y cualquier otro punto que para ti sea importante.

Luego de la etapa previa, es bueno ir pensando y buscando las mejores tiendas para adquirir todo lo que necesitaremos. Por otro lado, te recomendamos tratar de hacerte con productos de confianza, para evitar que por ahorrar un dinerito el resultado no sea de calidad.

Inclusive, algunas veces usar este tipo de géneros blancos o marcas blancas sale más costoso. Porque se llega al punto de tener que invertir más para solucionar cualquier desliz.

Ahora bien, te mencionamos algunas cosas que podrías tener en cuenta antes de reformar:

  1. Añadir o cambiar el almacenamiento: Si el cuarto de baño siempre parece abarrotado o desorganizado, considera adquirir muebles que se ajusten a tus necesidades y al tamaño de la habitación por igual.
  2. Nueva apariencia: cuando el sanitario es pequeño y se usan colores que lo recargan es imprescindible actualizarlo, también si es muy antigua la decoración.
  3. Los pisos y la ducha son importantes: generalmente ambos presentan azulejos, y renovarlos puede darle un aire totalmente distinto a todo.

¿Es posible reformar un baño sin obras? ¡Sí!

reformar un baño

En lo que a los azulejos se refiere, una de las mejores formas de renovarlos es colocar losetas vinílicas, estas vienen con autoadhesivo, lo que facilita muchísimo la colocación. Dichas losetas funcionan tanto para las paredes en general como en el área de la ducha, e incluso para el piso. Aunque es más común utilizarlas en los dos últimos.

En cuanto a las baldosas regulares de las paredes, se puede emplear una pintura especial para azulejos que los dejaran como nuevos, y del color que desees. Solo debes aplicar o pintar como lo harías con cualquier pared y pintura normal.

Cambiar estas tres cosas ya le darán otro aire al cuarto de baño, pero se puede seguir con la renovación sin obras. Adecua los muebles, cortinas, alfombras y decoraciones en miras a la armonía del ambiente, para que combinen con la nueva presentación de la habitación.

Deja un comentario