¿Cómo hacer una casa para el perro?

Tener una casa para perro de madera es un adorno muy bonito de jardín, además, se evita que la mascota busque acostarse en todos lados, y tenga un lugar en donde estar. Aunque construirla puede parecer todo un reto, lograrlo es sencillo si se posee las herramientas correctas y la disposición para hacerlo.

Establecer una base

Las bases son los cimientos de todos los hogares, y una casa para perro no puede ser la excepción. Hay que pensar en un lugar aislado del suelo, para que el agua no pueda llegar. Además, se necesita una del tamaño suficiente para que el can pueda caber y sentirse cómodo, de otra forma, no le gustará estar dentro de su guarida.

¿Cómo hacer una casa para el perro 2

Así pues, se hace el corte de la tabla tomando en cuenta las medidas necesarias y se anotan para no olvidarlas, ya que se van a necesitar para construir las otras partes. De esta manera, se realizan cuatro cortes de madera con cierto grosor y altura, que van a ir pegadas a la cara inferior de la base para aislarla del suelo. Recuerda unirlas también entre sí, como un marco.

Las paredes de la casa para perro

Ahora bien, una vez establecida la base o cimientos de la casa, toca pensar en las paredes que cubren a nuestro animal del frío de la intemperie. Asimismo, se deben tomar en cuenta las medidas de la tabla de abajo para determinar el largo de cada pared, y para que no sobre o falte material. De esta manera, si se quiere un modelo tradicional de casa para perro, lo ideal es que las paredes frontales tengan una forma triangular en la punta, para crear un tejado similar.

Es decir, que las laterales serán totalmente cuadradas, mientras que las otras mantendrán esta misma forma abajo, pero en la punta rectangulares, que será en donde encaje el techo. Se debe recordar mantener un registro de las medidas, para que no haya errores a la hora de cortar, y valerse de una regla y un medidor de balance para precisar un mejor corte.

Además, las tablas laterales deben ser de tamaño proporcional, que serán a consideración de cada uno y dependiendo al tamaño del perro. Lo mismo debe pasar con las paredes frontales, que se van a diferenciar solo en las medidas de la punta.

Puerta de entrada

Antes de empezar a unir las paredes a la base de la casa, es importante hacer el corte de la puerta en una de las paredes frontales. Por ella el perro podrá ingresar a la guarida. Puede usarse como molde una figura cuadrada de menor tamaño que la pared

Listones de unión

Para unir todas las piezas es imprescindible valerse de listones semigruesos, parecidos a los que se usaron en la base para mantener aislada la madera del suelo. Siendo más específicos, estos mismos deben ir unidos a la parte interior de las paredes en las secciones en donde estarán pegadas a otras piezas.

Por ejemplo, en las tablas frontales tiene que haber listones en la parte inferior, en donde se unirán con la base de la casa. Así como a los lados y en la forma triangular, ya que estas representarán el apoyo de todas las demás paredes y techo.

Culminar la obra

¿Cómo hacer una casa para el perro 1

El resto de la obra es proceder a unir los listones, y acto seguido las piezas, que podrá ser usando tornillos de tirabuzón no muy largos, pero si lo suficiente. Además, puede decorarse al gusto del dueño, y usando colores que contrasten con los usados en el jardín o el lugar en donde se ubica la casa para perro.