¿Cómo desatascar tuberías?

Esta es posiblemente una de las situaciones más tediosas con la que nos podemos encontrar, y es que, el atasco u obstrucción de tuberías es algo que ocurre fácilmente. Ya sea en nuestro hogar o en el lugar de trabajo, las cañerías están expuestas a muchos factores que pueden facilitar su congestión.

Por ejemplo, los caños del fregadero de la cocina, son propensos a esto, tanto por el uso diario, como por los residuos de tamaño reducido que caen en él y pueden generar tapones.

Asimismo, las cañerías en el área del baño, reciben su cuota de atención y empleo diario, por lo que pueden verse afectadas. Estas últimas, generalmente, suceden a causa de la acumulación de cabellos, restos de jabón, papel u otro tipo de residuos.

Sea cual sea la causa del atasco, lo cierto es que tener una tubería obstruida es un problema bastante molesto de reparar, incluso puede tentar la opción de llamar a un especialista.

Pero, antes de llegar a eso, tal vez debas echarle un vistazo a estos métodos para desatascar tuberías, son fáciles, rápidos y seguramente ¡más baratos que un fontanero!

Desatasca las tuberías con esta mezcla

¿Cómo desatascar tuberías

Hoy en día se pueden encontrar en el mercado un sinfín de productos químicos cuya misión es la de combatir los atascos de los caños, pero estos pueden llegar a ser muy corrosivos y contaminantes, por lo que muchos prefieren no utilizarlos.

Sí este es tu caso, o simplemente no tienes tiempo de hacerte con uno y prefieres usar algo menos invasivo, seguro tendrás estos ingredientes en casa. Solo necesitas:

  • Un puñado de sal gruesa.
  • 300 gramos de bicarbonato de sodio.
  • 250 mililitros de vinagre de vino, mejor si es de vino blanco.

Ahora bien, se deben mezclar los ingredientes y luego bastará con echar la composición por la tubería y dejar que actúe por unos minutos, deshaciendo así el tapón que obstruye.

Luego, se debe dejar correr o verter agua caliente para que todos los desechos que se han soltado, sean arrastrados tubería abajo.  Este método funciona si el atasco no es producido por un residuo demasiado grande como para verse disuelto por este preparado.

Opción química para acomodar las tuberías y desatascarlas

Si el método anterior no funcionó, y además ya probaste otras cosas, es posible que te hayas decidido a buscar una solución química a tu problema. En este caso, traemos la opción de la sosa o soda cáustica. Esta es un hidróxido que es utilizado primariamente como base química en la elaboración de ciertos materiales.

La puedes adquirir en algunos supermercados y droguerías, pero ten en cuenta que es bastante tóxica, por lo que no debes abusar ella. También, hay que tomar ciertas precauciones a la hora de utilizarla, hazte con unos guantes resistentes, así como con alguna clase de gafas de seguridad para proteger los ojos.

Esto último por sí se producen salpicaduras, no vayan a parar directamente es tus ojos. Además, tratar de mantener el área aireada para que no se concentren los vapores nocivos de dicho elemento.

Ahora sí, se puede proceder a destapar la cañería, primero debes retirar la tapa o malla metálica de la boca del desagüe (en caso de tenerla), y quitar los desechos superficiales.Luego, se vierte una cucharada sopera de soda cáustica en el caño. Seguidamente necesitaremos agua hervida, la cual se vierte sobre sobre el químico.

Esto activara la soda, es decir, que entrará en efervescencia y correrá abajo por la tubería. Tardará unos minutos en hacer efecto y deshacer la obstrucción. Finalmente, deja que corra el agua fría para que empuje los desechos y permita comprobar que el tapón se haya disuelto de manera correcta.

Este método puede emplearse un par de veces de ser necesario. Si al primer momento el atasco no cedió, repetir la operación una segunda vez está bien. Pero no más de eso, ya que la soda cáustica es demasiado corrosiva, su uso prolongado puede afectar gravemente las cañerías.

Uso de desatascadores

desatascar tuberías

También puedes optar por el uso de herramientas desatascadoras para dar solución a tu problema, pero debes utilizarlas con mucho cuidado.

De hecho, algunas de estas son un poco complicadas de usar, y posiblemente sea mejor que un fontanero lo haga. En todo caso te contamos cuales son:

Desatascador de ventosas

Este equipo suele emplearse cuando el atasco es leve, y para mantener periódicamente la limpieza de pequeños restos (de comida, por ejemplo).

Así, consiste en una goma que, como su nombre sugiere, tiene forma de ventosa. Esta se encuentra incorporada a un mango o agarradera de madera o plástico. Al momento de colocarla sobre el desagüe, crea un vacío que ayuda a que la suciedad deje de obstruir la tubería.

Desatascador de manivela

Consta de un alambre retorcido y largo, que se introduce en el desagüe para desatascar las tuberías cuando se encuentran muy obstruidas. Esto es posible gracias a que cuenta con un gancho final que atrapa los residuos grandes para luego arrastrarlos cuando se recojan.

En este sentido y aunque suena fácil, esta herramienta requiere de cierta habilidad para usarla correctamente, por lo que es el fontanero el encargado de hacerlo.

Consejos para evitar obstrucciones en las tuberías

Tomar precauciones es mejor que tener que lidiar con una cañería obstruida. Por ello, te recomendamos que limpies periódicamente los desagües para que ningún resto caiga en el caño y se atasquen tus tuberías.

Además, en el área de la cocina, es recomendable vaciar bien los platos antes de colocarlos en el fregadero, así como limpiar el mismo al finalizar el lavado.

Asimismo, trata de no deshacerte de ningún producto químico (como alcoholes, disolventes y pinturas) en dicha tubería, esto propicia los atascos. Por último, no arrojes aceites por el caño, además de ser muy contaminantes, al enfriarse este se solidifica y obstruye las cañerías.