¿Cómo decorar un piso pequeño? 5 ideas clave

Decorar un piso pequeño puede resultar una ardua tarea y, lastimosamente, es uno de los problemas más comunes que te encontrarás.

Aunque en un principio pueden parecer mucho más atractivas esas casas de las revistas, la realidad es que tanto los pisos espaciosos como los lugares pequeños son igualmente difíciles de decorar.

La cuestión no está en el espacio que tengas, sino en cómo lo utilizas y en qué resaltas. Todo es cuestión de dirigir la atención a lo que quieres mostrar. Pero ahora la pregunta es: ¿cómo? ¡Para eso estamos aquí! A continuación te mostraremos algunos consejos para decorar un piso pequeño.

La importancia de los colores al momento de decorar un piso pequeño

Aunque pueda parecer irrelevante, la elección de colores es una de las principales razones por las que un espacio lucirá espacioso o claustrofóbico. Lo primero que debes de saber es que los colores claros, especialmente el blanco, son tus mejores amigos, ya que le darán al espacio una sensación de amplitud.

Quizá un color oscuro te llame más la atención, pero la realidad es que no suelen verse tan bien, y te harán sentir que las paredes se te vienen encima. Pinta techos y paredes de colores claros y notarás como las paredes lucen más extensas. Por supuesto, esto no es lo único que debes tener en cuenta.

¿Cómo decorar un piso pequeño 5 ideas clave 2

Siguiendo con la elección de colores, asegúrate de que tanto el color de las habitaciones, como el de los muebles, sigan un orden. Decora de tal manera que las tonalidades fluyan naturalmente: pasa de un color claro a uno menos claro, luego a uno neutro y luego a uno oscuro, en lugar de pasar directamente de un color claro a uno oscuro.

De lo contrario se notará el brusco cambio de tonalidad, y eso te hará sentir que vives dentro de un conjunto de pequeños espacios, en lugar de en un piso completo. Si los tonos cambian de manera natural y fluida, sentirás que todo el espacio está conectado y aumentará la sensación de amplitud.

Cuando decores un piso pequeño, economiza el espacio

Si no tienes mucho espacio con el que trabajar, asegúrate de ahorrarlo de todas las maneras que puedas. Obvio, ¿verdad?… ¿Pero cómo? Para empezar, cuenta los muebles que pones. En lugar de abarrotar una habitación con muchos muebles, elige los indispensables y encuentra modelos que se adapten a tu estilo.

Cuando tienes muchas cosas en un mismo lugar, se vuelve difícil moverse por los espacios, y eso causa una sensación de agobio. Es exactamente eso lo que quieres evitar. Una buena manera de ahorrar espacio es utilizar muebles con distintas funciones, como por ejemplo, un sofá cama, o una mesa que puedas plegar.

El almacenamiento es primordial en esto: prioriza los armarios y las estanterías, busca la manera de acomodarlos en el espacio que tienes, quizá empotrándolos en la pared o aprovechando la arquitectura del lugar de cualquier manera.

Muebles con cajones, plegables, multiuso… Se ingenioso y busca la manera de economizar el espacio sin sacrificar el diseño. Y hablando de diseño…

El diseño también influye en los pisos pequeños

La clave para decorar un piso pequeño está en aprender a adaptar lo que tienes para convertirlo en lo que quieres, y eso es especialmente importante cuando eliges el diseño. Recuerda esto: sencillo no significa aburrido. Si no tienes mucho espacio, apuesta por un diseño más simple, sin muchos muebles y de colores neutros.

Un espacio menos recargado y simple puede resultar mucho más acogedor que uno con exceso de detalles.

Los estilos minimalistas y contemporáneos son excelentes en eso, pues buscan crear una sensación conjunta, sin centrarse en los detalles. Deberías investigar un poco al respecto y ver si te interesa.

Para terminar este punto, un pequeño consejo: pon un espejo. Al reflejar toda la estancia, darán la sensación de que estás mirando a otro espacio completamente nuevo, como si miraras por una ventana. Si además reflejan la luz natural, incluso mejor.

 5 ideas clave 3

¡Hágase la luz! La natural, al menos

Uno de los consejos más repetidos sobre cómo decorar un piso pequeño es este: busca maneras de introducir más luz del exterior a tu hogar. ¿Recuerdas cuando mencionamos los tonos claros? Este efecto es parecido. La luz natural causa una sensación de amplitud allí donde se proyecte.

Una buena manera de lograr esto es despejar las ventanas. Un visillo siempre será la mejor opción en cuanto a esto, y es mejor aún si de paso es también blanco.

Puedes colocar los espejos que mencionamos en el punto anterior enfrente de la ventana, para que así no solo refleje la luz, sino también la vista de más allá.

Si te parece que las ventanas quedan muy sosas, prueba a colocar algunas plantas delante. Incluso puedes crear un “jardín vertical” con alguna estantería de vidrio.

Algunos últimos retoques para decorar un piso pequeño

Si utilizas todos estos consejos, decorar un piso pequeño será pan comido para ti. Lo básico ya está dicho, pero por supuesto, hay mucho más que aprender. Algunos trucos menores para ahorrar espacio serían utilizar el espacio sobre las puertas para colocar estanterías o alguna otra decoración, por ejemplo.

Otro truco útil es colocar utensilios de cocina, cualquier otra utilería o incluso muebles plegables, como sillas, colgados en la pared.

Y si sientes que has invertido mucho en ahorrar el espacio y ahora tu piso se ve aburrido, ¡no te preocupes! También hay maneras de arreglar eso.

Decora todo lo que puedas de la manera más práctica. Por ejemplo, puedes pintar las puertas de un tono más vivo, o colocar algunos imanes en la nevera, e incluso pintar algunos muebles de madera.