¡Aguacate para todos! ¿Cómo plantar un aguacate?

El aguacate es uno de los alimentos más nutritivos que podemos ingerir durante cualquiera de nuestras comidas, sea desayuno, almuerzo o cena. Por esa razón, es preciso que aprendas a plantar tu propia planta de aguacate. ¡Aprende a hacerlo aquí!

Recomendaciones antes de sembrar el aguacate

El aguacatero es un tipo de árbol frutal o árbol perenne, así que es primordial que elijamos un lugar ideal para plantarlo. Estas plantas no son muy amigos de los climas demasiado fríos o de muy baja temperatura, debido a que sus hojas tienden a marchitarse y perecer.

Por ello es, recomendable sembrarlo en épocas no invernales, en un lugar donde reciba suficiente sol, pero no demasiado. Aunque si eliges hacerlo en temporadas frías, es preferible que lo tengas en una maceta dentro de tu hogar, cerca de alguna ventana donde pueda obtener luz solar.

Asimismo, una vez que elijas el lugar podrías asegurarte de que tenga la tierra adecuada para crecer, no suelen ser muy exigentes, pero una con PH ácido es perfecta para él (de 5 a 7).

Tener un sustrato adecuado le va a permitir absorber de manera óptima los nutrientes que hay en el suelo, y así tener un mejor crecimiento. También es importante asegurarnos de que donde vayamos a colocar nuestro aguacate, la tierra este bien mezclada y haya un buen drenaje.

Cabe destacar que esta planta es muy delicada, sobre todo en su etapa de crecimiento inicial, por lo que debemos ser muy cuidadosos durante ese tiempo.

plantar aguacates

 

Germinar el hueso del aguacate

A continuación, te diremos como hacer que la semilla o hueso del fruto de tu aguacate se convierta en una planta que luego podrás sembrar.

Debes entender que esta semilla no es como cualquier otra, pues está protegida por una cáscara lisa, la cual no debemos remover, pero si hacer lo siguiente:

  1. Debemos limpiarla de cualquier residuo que haya quedado de la fruta una vez la hayamos comido por completo. Con un poco de agua bastará. La superficie de la misma debe quedar completamente limpia, de lo contrario los residuos procederán a descomponerse y podemos dañar la semilla.
  1. En este paso vamos a realizar cuatro agujeros en el medio del hueso del fruto, en donde colocaremos unos palillos de madera. Tenemos que asegurar que queden bien fijos, y no te preocupes, esto no afectará de ninguna manera la integridad de la semilla.
  2. De manera siguiente, buscaremos un vaso o recipiente donde el hueso quede de modo justo y los palillos sean capaces de sostenerlo de forma que quede suspendido.
  3. Llenaremos el envase totalmente de agua y pondremos la semilla con la parte más puntiaguda hacia arriba, mientras que la otra quedará en el agua.
  4. Finalmente solo debemos recordar cambiar el agua del vaso cada dos días, además de regarla un poco con la misma frecuencia (cada 48 horas).

Desarrollo de la planta del aguacate

La semilla estará inactiva por un mes entero, aun así, debemos recordar que debe tener la cantidad de agua adecuada y los cuidados requeridos.

Aunque parezca que el hueso del fruto no germinará, ten paciencia, este es un proceso largo y corresponde esperar con calma hasta que la planta salga. Una vez que la misma haya prosperado, hay que continuar con el procedimiento del cambiado de agua, además de regarla por encima.

Lo primero es más que todo para evitar la presencia de bacterias que puedan contaminar nuestro aguacatero recién nacido. Con el tiempo, la cáscara que la recubre se romperá, y de ella, nacerá la primera raíz mientras la piel del hueso que sobra caerá.

aguacate

Asimismo, unos días más tarde brotará de la parte superior de la semilla nuestra planta de aguacates, la cual pasaremos a la maceta donde terminará su fase de crecimiento primaria. Lo ideal es que esperemos a que la planta tenga unos 30 o 40 centímetros si lo que queremos es sembrarla en la tierra de nuestro jardín.

Recuerda estar pendiente de los encharcamientos. Aunque este árbol es de climas húmedos, no soportan muy bien el exceso de agua.

Asimismo, usar abono cada cierto tiempo en caso de mantenerlo en un recipiente, debido a que con el paso del tiempo absorberá todos los nutrientes, y seguramente necesitará más para seguir prosperando.

Deja un comentario